La natacion para la columna

|


La práctica física más recomendable para aliviar problemas de espalda es la natación, que suele ser muy aconsejada por los traumatólogos y fisioterapeutas. Esto se debe a que, primero que nada, el agua es un medio en el cual la gravedad pierde mucha de su fuerza, un factor que si se utiliza correctamente mejora los casos dé escoliosis. Claro que la práctica incorrecta puede tener efectos negativos y aumentar la curvatura de la columna, pero bajo asesoramiento profesional la natación tan sólo puede traer beneficios. Si bien no puede lograrse una eliminación total de las desviaciones de entre 20 y 45 grados de curvatura, este ejercicio crea una marcada mejoría en:

-La masa muscular.

-La viabilidad locomotora.

-Los problemas cardíacos.

-Las afecciones respiratorias.

-La desalineación de la columna.

-La presión que se ejerce sobre los órganos internos.


La natacion para la salud de la columna


Por supuesto, la práctica terapéutica de la natación no puede tener ningún tipo de efectos sobre el cuerpo si no está acompañada de un tratamiento médico general. La natación es un complemento, un seguro de mejoría, no la curación integral de los problemas de espalda. Por esto mismo, lo más recomendable es adoptar un régimen de ejercicios diseñado en forma conjunta por fisioterapeutas, profesores de natación y médicos clínicos. Un estudio reciente indica que son estos programas lo que producen los avances más destacados: llegan a reducir la curvatura hasta en un 24%, siempre que sean aplicados en forma correcta.